28.6.16

Yo qué sé (o anti-ensayo* sobre el amor)


*Nota: esto es un anti-ensayo porque, más que un ensayo donde se analiza, interpreta y evalúa un tema, es un auténtico canto a la ignorancia.


Hace años iba en el coche con quien era mi pareja de aquel entonces, la persona junto a la cual más tiempo he durado, en uno de nuestros infinitos paseos a las tantas de la noche por carreteras y vías en dudoso estado del Aljarafe sevillano, al principio de la relación. Empezamos a hablar en aquella ocasión de que lo que él y yo teníamos era algo que había nacido entre los dos de forma espontánea y genuina, pero que también era una decisión consciente. La decisión consciente de "voy a estar contigo porque sé que eres la mejor opción, no sólo porque me haya enamorado de ti". Fue entonces cuando yo sentencié: "el amor es una condición necesaria, pero no suficiente, para tener una relación".

Ahora me parece de cajón esa afirmación, pero en su momento fue toda una revelación, ¿por qué? Porque nos criamos con la mierda del amor romántico desde peques, con frases como "el amor lo vence todo", "encuentra a tu media naranja para estar completx", "all you need is love" y toda esa parafernalia pastelosa y falaz que tanto daño hace al sentido común. O a lo que yo creo que es sentido común.

¿Pues sabéis qué? Que maldito el día de mi puñetera revelación porque desde entonces ese axioma me ha perseguido. O más bien, me han perseguido todas y cada una de las puñeteras preguntas que genera.

Preguntas como, yo qué sé:

¿Qué más hace falta además de amor para formar una pareja? ¿Es el sentido del humor compartido? ¿Es la complicidad? ¿El saber llegar a acuerdos en la disensión que más o menos satisfagan a las partes implicadas? ¿Es la confianza? ¿La honestidad? ¿El respeto? ¿Tener un conocimiento profundo de la otra persona? ¿Que funcione la vida sexual compartida? ¿La admiración? ¿Todo eso junto? ¿Se supone que todo eso ya debería de darse por sobreentendido cuando hablamos de amor y que además hacen falta otras cosas?

Ocho años después de aquel día sigo sin las malditas respuestas. Y es que incluso aquel matrimonio tan perfecto entre la razón y el corazón se fue al carajo, y de la forma más estúpida (No te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena, ¡jamás!). Pero no por eso he dejado de pensar que el amor es una condición necesaria pero no suficiente para formar una pareja.

Entonces, ¿qué hace falta para tener una relación? Una relación que funcione, añadiría ahora, porque obviamente puedes pasarte por el forro todas estas preguntas y empezar a salir con alguien sin tener claras las respuestas, pero entonces lo que te espera es una prolongada caída por el barranco llena de miedos, dudas, sufrimiento y encontronazos varios. Y yo de relaciones destructivas no sé vosotrxs, pero yo, ya.

¿Qué hace falta pues? Ni puta idea. No sé si el amor se parece más a "vamos a emprender este camino juntxs con cabeza y lo descubrimos poco a poco" o tiene más que ver con  "toma mi mano, sube en mi coche y no miremos cuánto queda en el depósito de gasolina". Seguramente haya algo de ambas. La proporción adecuada sigo sin saberla. O si hace falta algo más.

Yo qué sé.

Me da que mi afirmación categórica me acompañará toda mi puta vida -decida lo que decida- junto con el resto de preguntas que vienen con ella. Elegiré y me equivocaré -o acertaré, se puede acertar alguna vez, ¿no? ¿NO?- y seguiré sin respuestas.

¿Es bueno racionalizar tanto las cosas? ¿Racionalizar es sinónimo de matar "la magia"? ¿Racionalizo porque la puerta de la irracionalidad me da un miedo... irracional? ¿El amor tiene necesariamente que hacerte estúpidx o ciegx porque si no es otra cosa? ¿Hay tantos tipos de amor como personas o sólo reconocemos como "amor de pareja" aquel que se parece a otras cosas ya vividas y que previamente hemos etiquetado como tal, aunque ese amor de pareja que conocemos haya fracasado, esté lleno de errores y queramos mandarlo a dos mil kilómetros? Y eso que no estoy hablando de poliamor porque entonces ya apaga y vámonos. Quizá es que quiero simplificar algo que no se puede simplificar.

Una cosa que suelo decir mucho, que es casi una coletilla para mí por mi modo de vivir es "ya me las apañaré". Y así, improvisando como mejor sé o como me sale, sobrevivo. Y a veces hasta vivo y todo.

Se me viene a la mente una canción de Nacho Vegas y con ella cierro todo este despropósito que acabo de escribir sobre el que puedo divagar horas o decidir hacer borrón y cuenta nueva en un segundo, ya que:

"Miles de sabios antes lo han dicho
y otros lo repetirán:
Hay un deseo que todos tenemos
sentirnos amados y amar.
En este mundo que de tan absurdo
aún nadie ha sabido explicar
hoy los más viejos dan sus consejos
que escuchas antes de olvidar".



Y por cierto, podéis comentar y dar vuestra opinión sobre todo ésto, que aunque me alegra que de vez en cuando en las redes sociales le deis a "me gusta" o Favs o me digáis en persona o abráis el chat para comentarme que os ha gustado algo, está bien tener un feedback más complejo. Más que nada porque escribir es muy solitario y siempre se me pierde la impresión que os dejo cuando me leéis (y me voy a seguir rallando mucho sola y muy fuerte sin que nadie me lo pida, como veis) y creo que es interesante debatir o plantear más cosas y en este caso el tema lo merece.


2 comentarios:

  1. Son preguntas que muchos se hacen sin encontrar respuesta. Cumpliéndose las condiciones necesarias no hay forma de dar con la condición suficiente.

    ResponderEliminar
  2. Amor, esa red pegajosa que la sociedad patriarcal echó al instinto sexual de las mujeres para someterlas de por vida, error no ponerle fecha de caducidad, nada, ahí, eterno y no se te ocurra mirar en otra dirección q no sea el q elegiste, a no ser, claro, q él decida q se va, entonces sí, entonces quedas libre, quiza jodida, por tanta contaminación pastelera, pero libre. Hala a pirarse por otro para otra eternidad, y muuucha explicaciones, hay que dar muuuuchas explicaciones para cualquier cosa. Les animaux no tienen esos problemas, viven, comen, se aparean, y las hembras, en la mayoría de las especies, van sustituyendo al semental viejo por uno nuevo de vez en cuando y tan contentAs todAs.
    Soy más del "toma mi mano, sube en mi coche y no miremos cuánto queda en el depósito de gasolina", porque no hay amor, sino instinto q se despierta por la admiración o cualquier otro detalle en cualquier momento y hacia cualquier persona, no sabemos quién. en fin, creo q lo peor es que no le hayan puesto la fecha de caducidad probable, sería un punto, jejeje, besitos

    ResponderEliminar