12.3.17

No he venido a pedir permiso


No sé cómo siempre termino envuelta en conflictos que no me atañen;
acabo con problemas entre las manos que no son míos
y la verdad es que no sé si esta doble cruzada
de bruja y guerrera 
me dará para librar todas las batallas.
A veces pienso que me llevará por delante
y ahí terminará todo.
Yo habré dejado mi sangre,
mi memoria, mis espuelas.
Y con todo ese desgaste
me señalarán diciendo:
“Nadar a contracorriente
es lo que nunca haría la gente inteligente”.
Pero yo necesito poner mi pecho al servicio
de ideas peligrosas,
necesito amar desde la piel
y acunar desde mis ojos,
saber que en las almas de otros
trascenderé, 
aunque sólo sea por un instante.

1 comentario:

  1. " saber que en las almas de otros
    trascenderé,
    aunque sólo sea por un instante."

    De eso puedes estar segura.

    ResponderEliminar